Obidos & Moraleja saben a chocolate y licor de guinda


Joäo Simao, empleado de la Boutique do Chocolate e Ginja d’Obidos nos cuenta los secretos de la empresa que representa: sabor, calidad, procesos artesanales… por eso Obidos huele y sabe a chocolate y licor de cerezas; y ahora también Moraleja porque esta empresa cuenta con un gran espacio en la zona gastronómica situada junto a la ribera del río. Simao nos cuenta que el éxito de sus productos ha traspadado fronteras y hoy está presente, además de en Portugal, en todas las zonas rayanas de España, donde se cotiza su producción artesanal. Os animamos a daros un capricho dulce. ¡Merece la pena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *